Los tipos de pegamento

Los tipos de pegamento

La gama completa de UHU

Pegamentos húmedos

 

Los pegamentos húmedos sólo se aplican sobre una de las piezas a pegar. Las piezas deben fijarse en posición, ya que la adherencia sólo ocurre una vez se hayan evaporado los solventes. En los denominados pegamentos "sin solventes", el agua es la sustancia disolvente. Los materiales porosos favorecen el secado de los pegamentos líquidos.

 

Más información sobre los pegamentos con solventes

 

Pegamentos de contacto

 

Los pegamentos de contacto se aplican en las dos piezas que se van a pegar. Tras el tiempo de evaporación, que puede variar en función del solvente, las piezas a pegar se deben unir ejerciendo una gran presión. Las piezas se adhieren en seguida. La pieza pegada puede ser sometida a cargas poco tiempo después.

 

Más información sobre los pegamentos de contacto

 

Pegamentos reactivos

 

Los pegamentos reactivos son aquellos que se endurecen de forma química, física o catalítica. Según el tipo de reacción, pueden ser de uno o de dos componentes.

 

Pegamentos reactivos de un componente

 

Los pegamentos de un componente reaccionan con la humedad del aire, los rayos UVA o el oxígeno del aire (pegamentos aerobios), o en ausencia de aire, por ejemplo, con iones metálicos (pegamentos anaerobios). Los pegamentos de un componente se aplican sobre el punto de pegado por un solo lado. La reacción se produce de forma inmediata por la acción del segundo componente reactivo, presente en el entorno o en la superficie de adhesión.

 

Más información sobre los pegamentos reactivos

 

Pegamentos reactivos de dos componentes

 

Los pegamentos de dos componentes están formados por componentes líquidos, pastosos o en polvo que, por lo general, se deben mezclar en la proporción exacta indicada. Sólo se dispone de un tiempo de manipulación limitado (vida útil de aplicación), el endurecimiento comienza enseguida. El pegado se debe sujetar hasta que el endurecimiento se haya completado. La duración del proceso de endurecimiento varía en función del tipo de pegamento y de la temperatura ambiente.

 

Más información sobre los pegamentos reactivos

 

Pegamentos de fusión caliente

 

Los pegamentos de fusión caliente se utilizan en forma de cartucho, barra, polvo, granulado, red o lámina. No contienen solventes y, por lo general, no es necesario realizar ningún tipo de mezcla o dosificación. Los pegamentos de fusión caliente funcionan a temperaturas elevadas. Este calor se aplica directamente en la junta de pegado (p. ej. planchado de listones para rebordes) o mediante una pistola para pegamento con la cual se aplica el mismo sobre piezas a pegar. Los pegamentos de fusión caliente se funden a temperaturas entre 110°C (pistolas LT 110 de UHU) y más de 220°C con otros sistemas.

 

Autoadhesivos

 

Los autoadhesivos son productos que conservan su capacidad adherente de forma permanente. Estos materiales se utilizan cuando no se desea conservar el pegado a largo plazo, sino que se prevé que se despegará posteriormente. Los autoadhesivos se presentan fundamentalmente en películas y cintas adhesivas, en cintas y almohadillas adhesivas de doble cara, así como en notas adhesivas, o etiquetas y láminas autoadhesivas.